Receta de tarta fría de limón y queso

Esta tarta fría de limón y queso es deliciosa y muy fácil de elaborar. Lo que más tiempo requiere es que solidifique y por eso es mejor comenzar a hacerla el día anterior a su consumo.

INGREDIENTES PARA ELABORAR LA RECETA DE TARTA FRÍA DE LIMÓN Y QUESO:

Para el relleno:

  1. Nata para montar o crema de leche (300 ml)
  2. Queso crema (400 gr)
  3. Azúcar blanco (150 gr)
  4. Zumo de limón (80 ml)
  5. Gelatina (5 hojas)

Para la base:

  1. Galletas tipo María u otras que te gusten más (250 gr)
  2. Mantequilla (100 gr)

Para la cobertura:

  1. Zumo de limón (100 ml)
  2. Ralladura de limón
  3. Azúcar blanco (40 gr)
  4. Gelatina (1 hoja)
  5. Agua (30 ml)

ELABORACIÓN DE LA RECETA:

  1. La nata o crema de leche debe estar en la nevera.
  2. Para hacer la base comenzamos triturando las galletas de la forma que prefiramos, ya sea a mano o a máquina. Debe quedar como arena aunque no importa que queden algún grumo.
  3. En un bol derretimos la mantequilla (al baño María o unos segundos en el microondas). Añadimos las galletas trituradas a la mantequilla y mezclamos muy bien.
  4. Ponemos esta masa de galletas y mantequilla en el molde (unos 20-23 cm de diámetro y mejor si es desmoldable) y presionando con una cuchara creamos una base lisa, compacta y que cubra todo el fondo. Ponemos el molde en el refrigerador para que la base endurezca.
  5. Vamos con el relleno. Ponemos la gelatina (5 hojas) en un bol con agua fría para hidratarla.
  6. Sacamos la nata o crema de leche de la nevera, la ponemos en un bol y la batimos con unas varillas eléctricas hasta que esté montada. Sabremos que está montada porque se verá esponjosa y si vuelcas el bol no se mueve.
  7. En otro bol de mayor tamaño ponemos el queso crema y el azúcar y mezclamos con las varillas eléctricas hasta conseguir una mezcla homogénea y sin grumos.
  8. Añade la nata o crema de leche montada a la mezcla de queso y con ayuda de una lengua de cocina lo mezclamos poco a poco con movimientos envolventes. La textura debe mantenerse esponjosa, estar bien integrada y no tener grumos.
  9. En una cazuela pequeña a fuego medio ponemos 80 ml de zumo de limón y cuando este hirviendo escurrimos las 5 hojas de gelatina con las manos y las echamos. Movemos continuamente durante un minuto para deshacer la gelatina. Quitamos del fuego y dejamos que pierda algo de calor.
  10. Luego vertemos el zumo de limón con la gelatina en el bol con el resto de ingredientes y mezclamos con las varillas.
  11. Sacamos el molde con la base de galleta de la nevera y vertemos esta mezcla. Volvemos a llevarlo a la nevera por un mínimo de 6 horas.
  12. La cobertura la haremos cuando ya se haya cuajado la tarta para que quede en la superficie. Para ello ponemos 1 hoja de gelatina en un bol de agua fría para hidratarla.
  13. Lavamos muy bien el limón, rallamos su piel y la reservamos. En una cazuela a fuego medio vertemos 100 ml de zumo de limón, 30 ml de agua, 40 gr de azúcar. Cuando hierva escurrimos bien la hoja de gelatina y la echamos en el zumo de limón y mezclamos con unas varillas durante 1 minuto. Retiramos del fuego, echamos la ralladura de limón y mezclamos. Esta será la gelatina de limón para la cobertura de la tarta.
  14. Sacamos la tarta de la nevera y con una cuchara vamos echando la esta gelatina de limón. Ve con cuidado para que no haga hoyos en la tarta. La superficie de quedar toda cubierta.
  15. Volvemos a llevar la tarta a la nevera por unas 4 o 6 horas para que cuaje la cobertura.